Los Grandes Desafíos del Trader Profesional de Opciones

Por Ricardo Saenz de Heredia | Blog | 0 Comments

Existen múltiples beneficios para el trader profesional de opciones pero también existen ciertos desafíos importantes que tiene que superar.  A continuación vamos a comentar algunos.

Ganar tu sueldo mensual. Obviamente, dedicarse al trading con opciones a nivel profesional quiere decir que tenemos que ganar nuestro pan de cada día haciéndolo. Para muchos traders, los beneficios que consiguen a través de su trading pueden ser los únicos ingresos que tienen. Y esto se traduce en un estrés importante. No sólo existe la posibilidad de que no haya ganancias para el mes sino encontrarnos  con el escenario de que pueda haber pérdidas. Algo que me ha ayudado mucho durante los años ha sido dividir cada mes de vencimiento en dos partes. Dedico la primera mitad a generar beneficios para cubrir mis gastos mensuales. Suponiendo que esto va bien, intento dedicar la segunda parte del mes a incrementar el saldo de mi cuenta. Lo importante aquí es asegurar las ganancias de la primera mitad y luego buscar otras oportunidades en la segunda mitad. Suelo ser menos agresivo en la segunda mitad.

Operar más de la cuenta. Esto es algo realmente difícil tanto para mí como para otros. Cuando estás haciendo trading a tiempo completo y estás muchas horas delante de la pantalla es muy fácil sobre ajustar tus posiciones. Dicho de otra forma, caes en la tentación de estar continuamente ajustando posiciones mientras el mercado sube y baja. A diferencia de otros traders que no están delante de la pantalla todo el día, los profesionales no suelen tener metidas órdenes de contingencia.  Esto crea impaciencia y ajustas posiciones antes de tiempo. Ajustar más de la cuenta puede dañar seriamente tus resultados globales para el mes.

La soledad.  Aunque trabajes desde el despacho de casa o desde una oficina fuera, la vida del trader profesional es muy solitaria. Muchos de ellos trabajan solos y no tienen mucho contacto con otros traders. Casi con toda seguridad tus vecinos no van a entender lo que haces en tu trading y lo más seguro es que en tu propia casa tampoco van a entender tu trabajo.  A muchas personas no les importa trabajar en solitario, pero a veces puede ser muy beneficioso poder conversar con otros compañeros del sector y discutir ideas, criticar estrategias y compartir los éxitos y fracasos de cada uno.

Rutina.  Al pasar los años es fácil caer en una rutina dentro de tu trading. Todos nos encontramos poniendo las mismas posiciones y estrategias mes tras mes, y no hay nada malo en hacer esto, pero tenemos que evitar ser demasiados rígidos porque las condiciones del mercado van cambiando. Es crucial aprender a ser más flexibles y fluidos con nuestra operativa. Es uno de los aspectos más difíciles no sólo para ser rentable a largo plazo sino para ir madurando como trader.

No hay lugar a duda de que hemos entrado en una nueva época después del desplome de las bolsas en el 2008, cuando la volatilidad tocó niveles sin precedentes. He de reconocer que mis estrategias y ajustes sí van cambiando conforme va evolucionando el mercado. Durante los años anteriores al 2008, los mercados eran diferentes y había que operar dentro de un clima menos volátil. Esto significaba que podíamos ajustar nuestras posiciones con mayor tranquilidad. Ahora tienes que ser más rápido, olvidarte de tus emociones y estar preparado para que el mercado se mueva más de lo que piensas, tanto arriba como abajo.  Tengo la suerte de conocer a muy buenos traders y la mayoría de ellos retoca sus estrategias y  puntos de ajuste de una forma periódica al  descubrir métodos de operar más rentables y con menos riesgo. Esto no es fácil y es una de las razones por las cuales es tan difícil ser rentable en la operativa con opciones.  Muchas personas quieren tener un plan basado en estrategias probadas exclusivamente en ‘back-testing’ (mercados históricos)  y operar con reglas que han funcionado en el pasado sin modificarlas para el mercado actual. El ‘back-testing’ puede ser muy útil, pero creo que si el plan es demasiado rígido y ligado a condicionantes de mercados pasados, los resultados se limitarán mucho. Para poder operar en los mercados de mañana con éxito, es importante ser flexible y no depender demasiado en una única estrategia.

No hay que estar siempre en el mercado.  Como un profesional de la operativa con opciones muchas veces tengo que luchar contra una necesidad de estar siempre en el mercado. A veces pienso que no estoy esforzándome suficiente si no tengo puesta una posición.  Intento recordarme siempre cuando estoy en esta situación que la liquidez en sí es una posición. Volvemos otra vez a la cuestión de antes sobre operar más de la cuenta y luchar contra un deseo de hacer algo simplemente porque somos traders.  Hay muchos otros deberes que deberían ocupar un trader como la investigación y análisis de mercado, filtrar futuros trades, diseñar estrategias para controlar nuestros márgenes, etc.  Así que el hecho de no tener puesta ninguna posición no quiere decir que somos perezosos y poco trabajadores. Siempre hay algo más que leer y aprender