El Desafío del Trading

Por Ricardo Saenz de Heredia | Blog | 0 Comments

lr_AW11_RUNNING_MEN_15-e1336505794162Desde hace un buen tiempo todas las mañanas cuando venía para la oficina a eso de las 07:00 AM me encontraba por la carretera a un señor de unos 50 años que salía a correr día tras día, lloviese o hiciera calor, fuera laborable o festivo, tuviera ganas o no.

Por esas cosas del destino resulta que ambos teníamos un amigo común que un buen día nos presentó. No pude contenerme y le comenté lo admirado que estaba de verle practicar deporte día tras día con tamaña constancia. Yo nunca había sido capaz de persistir de tal manera en ningún reto de ese tipo y la verdad es que sentía verdadera admiración.

Su respuesta fue breve pero absolutamente demoledora para mí:

¡¡¡Bueno, sólo tienes que decidirlo¡¡¡

Pocas palabras en este mundo han sido capaces de golpearme tan dura y profundamente durante tantos días y noches. Ese señor fue capaz en apenas una frase de enfrentarme con todas las falsas excusas que me inventaba constantemente para justificar que no era capaz de mantener en el tiempo rutina deportiva alguna.

A partir de ese momento, sin posibilidad alguna de buscar refugio o escapatoria, cuando en la comodidad de mi sofá buscaba la argucia del día para no cumplir mi tabla de ejercicios – que días antes me había propuesto mantener a rajatabla- aparecían en mi mente las palabras de este buen hombre capaces en su inmensa sencillez de desarmar por completo cualquier intento de fuga e indisciplina.

Yo era el único responsable de cumplir o no cumplir, de seguir el plan trazado o no. En definitiva, de aceptar cada día el desafío o autodeclararme una vez más derrotado e incapaz.

No consigo encontrar ninguna experiencia más parecida a la verdadera dificultad del  trading que ésta que les comento.

Recuerdo cuando empecé a interesarme por los mercados hace más de 12 años.

Por entonces pensé que la clave para ganar era saber y estudiar más que nadie. Sólo eso me daría la ventaja suficiente para terminar ganando donde la mayoría perdían.

Años después, y tras los casi obligados varapalos iniciales de todo novato, empecé a barruntar la idea de que mi problema posiblemente era mi escaso capital disponible el cual me imposibilitaba hacer una operativa más diversificada.

Curiosamente, poco a poco fui conociendo de cerca casos de sonados fracasos bursátiles que corroboraban que a todas luces me encontraba equivocado en mis suposiciones: Contrastados profesionales de la medicina o la abogacía destrozaban una cuenta tras otra desarrollando una operativa más cercana a la ludopatía que a ninguna otra cosa. Por supuesto, esas cuentas estaban capitalizadas muy por encima de la media, por lo que el origen de tamaños desastres no era un problema de falta de capital precisamente. Aparte, estas personas contaban, por su profesión, con una capacidad de cálculo, análisis o razonamiento también muy por encima de la media habitual. Por tanto, la explicación tampoco parecía radicar en una cuestión de capacidad intelectual.

Todo aquello no estaba sino adelantando algo que para  mí resulta incontestable a día de hoy: La clave del éxito y la rentabilidad en los mercados no está ni en el montante del capital inicial ni en la capacidad intelectual del trader. Por supuesto, de ambos aspectos se  exige un cierto nivel mínimo para enfrentarse a tan compleja y exigente reto pero ninguno de ellos es un buen predictor por si solo de nuestro futuro éxito.

13720923-la-persistencia-y-el-testimonio-en-espanolAl cabo de los años pude confirmar que la verdadera clave, aquella que marcó un antes y un después en mi operativa y en mis resultados no fue otra que la resistencia, la constancia, la capacidad de cumplir a rajatabla un plan tuviera ganas o no, estuviera animado o abatido… fuera laborable o festivo.

Al igual que este corredor que veía cada mañana al venir al trabajo, conseguí poco a poco no plantearme si “tenía ganas” o “veía conveniente” aplicar o no un stop loss, de reducir el capital expuesto en mis operaciones, de ampliar o introducir un nuevo sistema de trading en mi cartera, etc. Nada de eso. Fuí capaz de hacer lo que tenía que hacer porque era lo que dictaba mi plan en ese momento. Conseguí aplicar a rajatabla el consejo que este corredor me dio: “Sólo tienes que tomar la decisión”… la decisión de ser fiel a un plan y sencillamente no permitir que nada lo trunque o lo cambie por muy fuerte que sea la tentación de hacerlo en ese momento.

El verdadero poder de esta actitud radica en el hecho de que sólo de esta manera es posible trasladar a nuestra cuenta aquellas pautas de actuación que los mejores testeos y simulaciones realizadas sobre escenarios pasados recomienden. Estas pautas son trasladadas a nuestro plan y a partir de ahí absolutamente todo está en nuestras manos. Da igual que hagamos operaciones de forma discreccional o usemos sistemas automáticos de trading en los cuales nuestra intervención sea mínima. No existe trading alguno que no necesite de nuestra intervención en un momento determinado y es precisamente entonces cuando podemos llegar a convertirlo en una auténtica pesadilla simplemente actuando y tomando decisiones de forma arbitraria y caprichosa.

De hecho, gran parte de estos profesionales que conocí tenían mucha más facilidad mental que yo para obtener patrones y técnicas de gestión de cartera que consiguieran batir al mercado de forma recurrente. De hecho, empezaban casi siempre obteniendo resultados muchísimos mejores que los míos… hasta que un buen día empezaban a improvisar sobre su plan y a preguntarse si les apetecía o no llevar a cabo esa acción concreta que éste les indicaba. Ahí llegaba el principio del fin para ellos pues pasaban de operar con una dirección y criterio perfectamente contrastados a sumergirse en la vorágine azarística del mercado y su estado de ánimo… el desastre era inminente.

Posiblemente, a estas alturas del texto quizás se esté preguntando qué puede hacer para mejorar su capacidad de resistencia, de constante seguimiento de su plan.

Bueno, lo primero que se me ocurre es aplicarse la mencionada frase:

¡¡¡Bueno, sólo tienes que decidirlo¡¡¡

El problema es que normalmente nuestra mente no es tan fácil de convencer ni de moldear. No obstante, no hay nada bajo el cielo que no se adquiera con práctica y disciplina… y la constancia no es una excepción.

En mi caso particular me resultó de enorme ayuda la práctica de deportes que implicaran un cierto grado de constancia, y resistencia. Me refiero con ello a actividades como correr, montar en bici o nadar. Todos sabemos que estas actividades de tipo aeróbico suelen tener una duración de tiempo amplia en la cual en la medida que va apareciendo la fatiga muscular no faltan las tentaciones de pararnos antes de terminar el recorrido o tiempo previstos.                                                                                 

cuaderno-de-bitacoraOtro “truco” que me sirvió enormemente fue precisamente esto que estoy haciendo ahora: Escribir. Obviamente no escribir cualquier cosa. Me refiero a llevar al menos semanalmente un diario de trading en el que reflejemos un registro de nuestros resultados, un análisis de los mismos y de las actuaciones que nuestro plan nos ha impuesto llevar a cabo. Con ello conseguimos dos cosas: Por un lado, cultivamos el hábito de realizar una tarea regular y puntualmente y, por otro lado, analizamos desde una perspectiva más objetiva la evolución y calidad de nuestro trading con respecto al plan de trading fijado inicialmente.

En definitiva, como una vez me dijeron:

¡¡¡Bueno, sólo tienes que decidirlo¡¡¡ …. El resto sólo está en tus manos.

                                              

  Ángel Gálvez Gálvez

Ejemplo de Fortaleza del Income Trading ante un Escenario Adverso REAL

Por Ricardo Saenz de Heredia | Blog | 0 Comments

En el presente artículo vamos a exponer la capacidad de resistencia de una posición REAL en opciones tipo Income Trading ante un escenario de mercado bastante adverso. Para ello vamos a tomar como base de estudio la operativa desarrollada en nuestros Salones de Trading sobre una cuenta de trading Tipo Media Reg T ( 25.000 $ de capital ) durante el presente mes de Diciembre con opciones de vencimiento mensual Enero de 2014. Dichas posiciones fueron aperturadas el pasado día 10 de Diciembre. 

A grandes rasgos lo que más le conviene  siempre a una operativa tipo Income es que el mercado permanezca en un determinado rango de precios en un tiempo futuro, generalmente varias semanas, aunque también existen estrategias con un horizonte temporal de sólo varios días.

A efectos prácticos y a modo de ejemplo, en la siguiente imagen hemos señalado algunos períodos donde encontramos escenarios de mercado muy adecuados y cómoodos para este tipo de estrategias No-Direccionales.

26-12-2013 10-57-12

Observamos claramente como las situaciones más ideales para este tipo de trading son los períodos donde el mercado  alterna varias sesiones al alza y a la baja sin realmente desplazarse hacia ningún nivel concreto. Además, y para nuestra ventaja, este tipo de movimiento lateral – zigzageante el que más tiempo ocupa en la mayoría de los activos financieros. Así, podemos tambien apreciar que los movimientos de verdadero calado y amplitud se han desarrollado en muy pocas sesiones con respecto al tiempo que han ocupado los tramos de lateralidad.

Pues bien, una vez tenido todo esto en cuenta es obvio que los últimos días de mercado de este mes de Diciembre no han resultado precisamente muy propicios para los intereses de nuestra estrategia. En el siguiente gráfico vemos como en las últimas 12 sesiones el mercado comenzó aumentado su volatilidad mientras desarrollaba una una figura de amago bajista y posteriormente ha subido poderosamente y por tanto  ha reducido dicha volatilidad.

26-12-2013 11-15-24¿Qué ocurre en estos casos con nuestra estrategia No-Direccional con opciones ? ¿Qué debemos hacer para gestionar y controlar nuestro riesgo ? ¿ A cuánto pueden ascender las pérdidas latentes máximas que asumamos?

Bien, algo que debemos recordar en este momento es que una buena planificación de nuestro trading con opciones previa a la apertura de cualquier estrategia es absolutamente crucial para alcaznar el éxito de forma traquila y controlada. En OptionElements.es hemos utilizado dos factores que han resultado determinantes a la hora de minimizar las pérdidas latentes sufridas en estas alocadas sesiones: El tener  Theta -ingresos generados por el mero paso del tiempo – siempre a nuestro favor y gestionar bien las deltas de nuestra posición.

26-12-2013 13-07-38

Como vemos en el gráfico superior el peor momento de nuestra posición se vivió el pasado día 18 de Diciembre – 30 días hasta vencimiento – donde tuvimos fuertes caídas en el mercado las cuales nos obligaron a realizar ajustes a la baja sobre nuestra estrategia. Dichas pérdidas ascendieron a -654 $  o un -2.60% sobre capital depositado en cuenta. A partir de ahí, y aunque preparados para volver a ajustar nuestra posición en caso de continuación de las bajadas, el mercado se giró fuertemente al alza. La Volatilidad Implícita se redujo día tras día y empezamos a ver como nuestra posición ingresaba poco a poco más dinero gracias a la combinación de dos factores: Theta creciente y a la bajada de la VI al estar negativos en Vega.

El 20 de Diciembre podemos comprobar que nuestra posición ya pasó a tener resultado positivo y a cierre del pasado día 24 de Diciembre los beneficios ya ascendían a +294 $, un +1.1% sobre capital en cuenta, generados en apenas 14 días de permanencia en la posición.

26-12-2013 21-20-34

En resumen, en esto consiste lo que algunos se atreven a llamar «la magia del trading con opciones». Ante un entorno totalmente inapropiado donde la mayoría de profanos no hubieran dudado en vaticinarnos importantes pérdidas para nuestra posición, vemos que con una buen trabajo de planificación previo y el aprovechamiento continuado de los ingresos provenientes del mero paso del tiempo hemos conseguido generar sendos beneficios que aún hoy pueden perfectamente culminar en un vencimiento bastante provechoso y rentable.

Puedes solicitar aquí un periodo de acceso gratuito a nuestros Salones Virtuales de Trading durante 15 días si lo deseas.

                                                                                                                                                                               Angel Gálvez.

La Teoría de los Agujeros Negros: Un Ejemplo Real

Por Ricardo Saenz de Heredia | Blog | 0 Comments

Cuando se van contando por lustros el tiempo de operativa en los mercado con diversos instrumentos y escenarios se va teniendo cada vez más claro que siempre siempre al plantear una estrategia determinada hemos de guardarnos una bala en la recamara… por si las moscas.

¿Qué quiere decir realmente esto? Pues sencillamente que nunca podemos considerar como universales, omnipresentes y atemporales las premisas sobre las cuales se sustenta nuestra idea o estrategia de trading. Cierto es que necesitamos ideas contrastadas sobre las que definir los puntos fuertes y débiles de nuestras estrategias pero no demos nunca por inmutables estas ideas: Nuestra cuenta de trading está en juego…

Un buen ejemplo de ello es la super-extendida idea de que todo mercado de renta variable en tendencia alcista cursa con volatilidad decreciente o cuando menos estable. Es más, si se me apura se podría decir que cuanto más alcista es el mercado menor volatilidad implícita existirá inmersa en las cotizaciones del mismo.

Pues bien, ¿y esto ocurre siempre así? No, me temo que siempre no. Quizás un 95% de las ocasiones pero ni mucho menos en todos los casos. Por tanto, al dimensionar nuestras posiciones debemos tener siempre presente la posibilidad de que aparezcan esos «agujeros negros» del comportamiento bursátil donde nada funciona como hemos previsto. Quizás durante no mucho tiempo, es cierto, pero el suficiente para que varios de esos imprevistos elementos moviéndose al unísono en contra de nuestras posiciones hagan aumentar fuertemente las pérdidas latentes que esperábamos sufrir durante la vida de nuestra posición.

Si hemos realizado un buen plan de trading  y no hemos sobre-apalancado nuestra posición podemos salir airosos de esa «emboscada» de circunstancias. De no haberlo hecho podemos vivir una buena pesadilla ante un escenario que de por sí no debería entrañar problema alguno de estar razonablemente bien gestionado.

Como una imagen vale más que mil palabras a continuación vemos un ejemplo actual de esto que les comento. Se trata de la evolución del índice NDX y su volatilidad implícita. Podemos apreciar cómo en los últimos días la premisa antes comentada de la relación subida del mercado-bajada de volatilidad ha saltado literalmente por los aires. Ante constantes y decididas subidas del índice NDX hemos tenido incrementos bastante claros y notables de su volatilidad implícita.

10-12-2013 11-03-52

A efectos prácticos, la inmensa mayoría de estrategias Income – o Generadoras de Rendimientos Constantes en el Tiempo- se diseñan teniendo en cuenta esta relación que en estos últimos días ha brillado por su ausencia, es decir: Se procura que tanto Delta -parámetro de nuestra posición que mide como evolucionará nuestro beneficio dependiendo del movimiento del subyacente -como Vega -parámetro de nuestra posición que nos indica como evolucionarán los rendimientos según se mueva la volatilidad implícita- sean ambas del mismo signo, preferiblemente negativas. El motivo de esta idea lo vemos a continuación:

Si nuestra Delta y Vega son ambas negativas ante subidas del mercado y bajada de la volatilidad implícita nuestra posición reaccionaría de esta forma:

                         Delta —>  -10  x   50 puntos de subidas del mercado =  -500 $ de pérdidas debido a Delta

                         Vega —>  -250 x   – 2 puntos de bajada de la Volatilitidad = + 500 $ de Bº gracias a Vega

Por supuesto esto es sólo un ejemplo y prácticamente nunca lo que nos resta una de las griegas es recuperado perfectamente por las otras. No obstante, ese es el objetivo o premisa general que perseguimos al gestionar el valor de nuestras griegas sobre nuestra posición global, es decir, que el valor de unas compensen a otras de manera que estemos en general lo más neutrales posibles a los movimientos del mercado.

Volviendo a nuestro ejemplo anterior, ¿Qué pasaría entonces sin durante un tiempo tanto el mercado como la volatilidad ascendieran a la vez?

                         Delta —>  -10  x   50 puntos de subidas del mercado =  -500 $ de pérdidas debido a Delta

                         Vega —>  -250 x  +2 puntos de bajada de la Volatilitidad = – 500 $ de Pérdidas debida a Vega

Ni más ni menos que -1000 $ de pérdidas en una posición diseñada en su origen para buscar la mayor insensibilidad e independencia posible ante los movimientos del mercado. ¿ Qué hubiéramos hecho en caso de enfrentarnos a este escenario improbable pero posible ? ¿ A cúanto ascendían verdaderamente nuestras estimaciones de pérdidas máximas a soportar si pensábamos que siempre siempre contaríamos con la mutua compensación de los valores de nuestras griegas?

Finalmente el mensaje que pretendo lanzar es la necesidad de contemplar siempre la posibilidad de lo imprevisto, de lo extraño pero posible, en definitiva de esos «agujeros negros» que aunque alejadamente dispersos en el universo estadístico del mercado, estan ahi, siempre están ahi… no los perdamos nunca de vista.

                                                                                                                                                                       Angel Gálvez

 

 

 

Informe de Analisis de Operativa Income sobre Nasdaq 100 en una Cuenta Reg T –…

Por Ricardo Saenz de Heredia | Blog | 0 Comments

En este Informe desglosamos detalladamente cada una de las posiciones y ajustes llevadas a cabo el pasado mes de Febrero sobre opciones NDX 100. Cuándo ajustamos, cómo, en qué medida, etc. conforman cada uno de los ingredientes que en conjunto dan como resultado un verdadero trading con opciones de tipo profesional.

07-12-2013 0-38-33

En esta primera imagen vemos el escenario gráfico que presentó el Nasdaq 100 desde el día 17 de Enero hasta el día 12 de Febrero de 2.013, período de tiempo que permanecimos en mercado. Principalmente, nos fijamos en este subyacente porque en comparación con Russell 2000 estaba muchísimo más lateral e indeciso que éste lo cual nos beneficiaba claramente a la hora de apostar por un entorno de mercado previsiblemente sin grandes sorpresas tanto al alza como a la baja.

A priori, en nuestro escenario ideal se preveía una vuelta del mercado a la baja y cierre el gap alcista que traíamos desde el uno de Enero. Por su parte, la volatilidad estaba en zona de mínimos por lo que era razonable esperar que repuntase y con ello se diera algún tipo de corrección bajista de mayor o menor calado.

En el siguiente gráfico vemos el rendimiento previsto para nuestra posición el mismo día de su apertura, 17 de Enero, en función del paso de los días y del nivel de cotización que tuviera el subyacente.

07-12-2013 0-41-44

En esta imagen vemos la configuración de nuestra posición inicial:

  • 2 Call Spreads Verticales OTM vendidos (Posición bajista –Delta Negativa- Theta Positiva y Vega Negativa)
  • 2 Puts Spreads Verticales OTM comprados (Posición Bajista –Delta Negativa- Theta Negativa y Vega Positiva)
  • 14 Puts Spreads verticales OTM vendidos (Posición Alcista –Delta Positiva-, Theta positiva y Vega Negativa)

En la siguiente matriz podemos apreciar cómo quedarían las griegas globales de la posición.

07-12-2013 0-43-59Destacamos el hecho de que, a priori, OptionElements ha comentado que una posición equilibrada de Income Trading debe contener una serie de proporciones entre sus griegas:

Por un lado, Delta no debe ser mayor a la décima parte de Theta.

La importancia de esta proporción viene derivada de que así Delta siempre tendrá un nivel lo suficientemente reducido como para que el impacto de fuertes movimientos puntuales sobre nuestra posición global sea mitigado en su mayor parte por el constante y creciente efecto del paso del tiempo, es decir, de Theta.

Por otro lado, tanto Delta como Vega es conveniente que tengan el mismo signo, negativo en este caso concreto. El motivo radica en que, cuando hablamos de mercados de renta variable – especialmente Índices y Acciones-, podemos comprobar que las bajadas se dan con notables incrementos en la volatilidad implícita de éstos. Igualmente, como sabemos Vega es la griega que define como afectan los cambios en dicha volatilidad sobre nuestra posición global.

Por tanto, al tener tanto Delta como Vega con el mismo sentido –negativo en este caso-, en caso de caídas del subyacente las pérdidas que sufrimos por el incremento de volatilidad al tener una Vega negativa se verán total o parcialmente compensadas por los beneficios que una Delta también negativa nos reportaría.

Es importante, no obstante, vigilar no solamente el aspecto del signo entre ambas griegas sino también que las proporciones entre ellas tengan un equilibrio tal que verdaderamente se compensen de forma razonable y eficiente entre sí.

Como vemos, la Delta de nuestra posición (-11.21) de momento ha quedado mayor a la décima parte de Theta (78,33) si bien Delta y Vega tienen ambas signo negativo.

En esta operación concreta nos hemos permitido la licencia de que Delta sea un poco más negativa de lo aconsejado pues los bajísimos niveles de Volatilidad, en mínimos de al menos los últimos diez años, hacen bastante posible la aparición en no mucho tiempo de sendas bajadas que alivien tamaña sobreventa en volatilidad. Por ese motivo, no es demasiado esperable que se de un escenario de fortísimas subidas que hagan que este exceso de “negatividad” de Delta nos infiera un daño desmedido a nuestra posición.

Van pasando los días hasta llegar el 23 de Enero donde vemos que el mercado rompe hacia arriba el rango lateral que traía con un contenido gap de escape. Por ese motivo, cerramos uno de los dos put spreads comprados – posición bajista- pues los mismos generarían notables pérdidas sobre nuestra

posición global o, al menos, reducirían el nivel de beneficios potenciales en caso de que el mercado continuara sus subidas haciendo bueno el ya comentado gap y rotura de rango.

07-12-2013 0-45-25En la siguiente imagen vemos como estaba nuestra posición, griegas y gráficos antes de realizar el ajuste. Vemos que el subyacente al subir ha hecho que tanto los puts Spreads comprados como los calls Spreads vendidos – ambos con deltas negativas – están más dentro del dinero lo cual ha hecho que sus deltas se vuelvan aún mas negativas, casi el doble de cómo estaban al abrir nuestra posición.

07-12-2013 0-47-12Y a continuación como quedó la misma posición tras el ajuste. Vemos que las deltas casi se rebajan a la mitad por lo que nuestra posición se vuelve más neutral a mercado, theta sube muy levemente y Vega se incrementa de forma notable. Esto último nos beneficiaría especialmente en caso de caídas del precio pues la volatilidad irremediablemente se incrementa en este tipo de escenarios bajistas.

07-12-2013 0-50-07Llegamos al día 28 de Enero y volvemos a realizar ajustes sobre nuestra posición.  Lo apreciamos en el siguiente gráfico.

07-12-2013 0-52-55

Consideramos que el mercado no va a ceder hacia abajo tan fácilmente y por ello asignamos algo más de probabilidades a un futuro escenario de moderados movimientos, tanto al alza como a la baja, o de continuación de la lateralidad.  Por ello, decidimos realizar tres nuevos ajustes:

1-      Subir los strikes de los put spreads verticales que teníamos vendidos.

El principal fundamento de este ajuste específico radica en el poquísimo valor de los puts spreads verticales que traemos vendidos los cuales no van a aportarnos mucha más rentabilidad de la que ya nos han reportado. Por supuesto, partimos siempre de una situación técnica del precio de apoyo sobre la media y posible continuación de las subidas o al menos lateralización.

2-      Añadir de nuevo la compra del put spread vertical Marzo 2675-2625que habíamos vendido hace unos días. Esta posición en si misma aporta delta negativa, theta negativa y Vega Positiva. Su función es cubrir las anteriores puts spreads verticales vendidas –con delta positiva- las cuales, al estar más dentro del dinero que las que teníamos antes y que reemplazan, exigen mayores garantías en cuenta. Por eso, al volver a comprar el citado put spread vertical rebajamos las garantías desde 55.000 $ que tendríamos hasta los 50.000 $ actuales al estar asumiendo unas menores pérdidas potenciales en caso de que el mercado bajara fuertemente.

 3-      Añadir la venta de 2 nuevos call spreads verticales –aprovechando el incremento de las primas de las opciones calls a tenor de las últimas subidas del subyacente- los cuales suponen asumir por otro lado que el mercado tampoco subirá en demasía. No obstante, están unos 80 puntos por encima de nuestro nivel de cotización actual (2748).

 En cuanto a las griegas, tras realizar todos estos ajustes y nuevas posiciones vemos que delta (-7.73) es mucho menor que la décima parte de theta (187,1) y que tanto Delta como Vega tienen el mismo sentido, negativas ambas. Como hemos comentado en anteriores párrafos estos son los requisitos que, como norma general, deben de cumplir los ratios entre las griegas para tener una equilibrada posición neutral a mercado.

07-12-2013 0-56-1807-12-2013 1-01-34Sigue pasando el tiempo y el mercado sigue sin definirse. Ni rompe hacia arriba ni hacia abajo. Así, llegamos al 7 de Febrero, Jueves de la semana anterior al vencimiento, donde nuestro nivel de Theta está en 129 dólares por día e incrementándose de forma notable sesión tras sesión.

07-12-2013 1-02-55A las 21.37 horas, recibimos la señal de vender el put spread vertical Marzo 2575-2675 (un spread con 100 puntos entre Strikes, el cual mostramos en posteriores imágenes). Dicho ajuste en si mismo aporta las siguientes griegas:

07-12-2013 1-05-17

Con la venta de dicho spread volvemos a apostar por una probabilidad aún menor de que se den caídas de forma contundente. De esta forma, estamos reduciendo la rentabilidad potencial  a alcanzar en caso de que el subyacente bajara en los últimos días de su vencimiento a las inmediaciones de 2640, a cambio de aspirar a mayores beneficios en caso de que el mercado permanezca lateralizado hasta dicho día de expiración. Concretamente, en caso de encontrarnos en este último caso estamos pasando de unos beneficios máximos de 2.692 $ a 3.132 $. –Ver siguientes gráficos-.

Igualmente, hacemos que Delta pase de -9.32 hasta 0.45 con lo que nuestra posición se vuelve prácticamente neutral a mercado de nuevo. Con respecto a Theta, ésta ha pasado de 129 a 187.20 con lo que prácticamente se ha incrementado un +50%. Justo lo que necesitamos.

En definitiva, preparamos la posición para su último tramo de vida, abriendo todo lo posible la zona de beneficios y buscando especialmente el valor aportado por la depreciación temporal (theta).

07-12-2013 1-08-3107-12-2013 1-09-42En la siguiente imagen vemos la zona de beneficios que nos presenta el gráfico del subyacente después de realizar el ajuste ya comentado. Vemos que es un tramo suficientemente amplio para poder sacar todo el partido posible a la depreciación temporal sin temer en exceso a grandes movimientos del mercado.

07-12-2013 1-11-12Vemos que las proporciones correctas entre griegas se han ido consiguiendo a base de ajustes y en la medida que han ido avanzando los días. Incluso se han mejorado muy por encima de lo que indican los cánones. Por otro lado, en el siguiente gráfico podemos apreciar como al final en nuestra posición hemos conseguido un gráfico de resultados prácticamente plano en un rango de precios bastante cómodo tanto para el día de hoy como para al menos los próximos cuatro días. 07-12-2013 1-12-45Y finalmente llegamos a la semana de expiración donde el día 12 de Febrero, martes,  a las 20.00 horas OptionElements dio orden de ir deshaciendo posiciones. En la siguiente imagen vemos el rendimiento que la posición mostraba media hora antes, a las 19.30 horas. El mismo asciende a unos 2.900 $ los cuales suponen un +5.80% sobre los 50.000 $ que inicialmente teníamos en cuenta. Quiero destacar que la referida rentabilidad es, en cierta forma, “bruta” pues asume que la posición final fue liquidada justamente en el punto intermedio de la horquilla de oferta y demanda existente en ese momento. La realidad no es así ni mucho menos pues siempre hay que asumir un pequeño pero constante slippage en cada operación realizada tanto de entrada como de salida de posiciones. 07-12-2013 1-14-51

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar